BOLIVIA

BOLIVIA


Origen
Destino
Ida
Vuelta
Adultos
Niños (2-11)
Bebes(0-23M)
Más opciones



Seguramente cuando te hablan de Bolivia piensas en el Lago Titicaca y en La Paz, esos lugares que quizá has escuchado una y otra vez en conversaciones con algunos amigos, sobre todo si eres aficionado al fútbol, pero debes saber que en tu viaje a Bolivia encontrarás muchos lugares fantásticos que deben estar en tu agenda de sitios a visitar en estas vacaciones.

 

¿Por dónde comienzar tu viaje a Bolivia?

Bolivia tiene de todo y para todas aquellas personas que lo visitan, tanto para quienes buscan emociones fuertes como para los que, por el contrario, quieren un viaje relajante que les permita entrar en contacto con su Yo interno y reponer energías; incluso, cuenta con lugares que ofrecen ambas experiencias, para quienes no se deciden o desean vivir de todo un poco.

 

Si no sabes qué ver en Bolivia, descubre los sitios que no te puedes perder...



Copacabana 

Para empezar, no puedes dejar de visitar el archiconocido Lago Titicaca, en Copacabana, y sentir la energía que transmiten la Isla del Sol y la Isla de la Luna. Para disfrutarlas mejor, lo ideal es dedicarles un día completo y, si es posible, hospedarse en alguna de ellas. En horas de la tarde, cuando el sol está ocultándose, es posible sentir la brisa fresca cargada con el poder y el carácter del lago, esa brisa con la cual recargamos nuestras propias fuerzas.


Isla del Sol: La Isla del Sol se divide en tres comunidades: Yumani (sur de la isla), Challa (zona costera del centro) y Challapampa (norte de la isla). Cada una con sus bondades. Si decides ir al sur, puedes visitar La Fuente de la Vida o las ruinas arqueológicas del Templo Pilkokaima el “lugar donde reposa el ave”.


En la zona norte, en Challapampa, encontrarás el Templo del Sol, la Roca Sagrada, la Mesa de las Ceremonias y otros sitios arqueológicos muy atractivos. Por su parte, en Challa, considerada la primera cuna Inca, es posible conocer más sobre esta cultura ancestral visitando el museo de la localidad, y además disfrutar de sus afrodisíacas playas de arena blanca.



Isla de la Luna: La Isla de la Luna está a tan solo 8 Km de la Isla del Sol, aproximadamente. Si decides ir por tu cuenta, puedes llegar a ella desde Yumani, donde está el puerto más cercano; o bien desde Copacabana. Aunque, si así lo prefieres, sumarte a un tour que incluya la visita a ambas islas también es una opción con la que cuentas. En la Isla de la Luna se encuentra el complejo Iñak Uyu o “Palacio de las Vírgenes”, templo de adoración a la luna con una arquitectura impresionante.

 

Por supuesto, no puedes dejar Copacabana sin degustar un delicioso plato de trucha, recién salida del Lago Titicaca ¿A la parrilla o asada? ¡Simplemente exquisita!


La Paz

En la vida nocturna de La Paz, visitar La Gota de Agua es una buena opción para escuchar música folclórica y bailar amenamente. Además, en el día puedes recorrer la Calle Jaén con sus acogedores bares, museos y cafés; o bien conocer la imponente Iglesia San Francisco.

 

Nevado Huayna Potosí: Pertenece a la Cordillera Real, una de las cadenas montañosas más importantes de los Andes Orientales de Bolivia. Se eleva de manera imponente en forma de pirámide de tres caras. Posee refugios para descansar y pernoctar, brindando la posibilidad de ver el amanecer y el atardecer desde las alturas.

 

Nevado Chacaltaya: De menor estatura que el Huayna, pero también con hermosos paisajes. Aquí, si lo deseas, puedes probar tus habilidades en el patinaje sobre nieve en la pista más alta del mundo, aunque solo puedes hacerlo entre junio y agosto.

 

Parque Nacional Madidi: Está ubicado al noroeste de La Paz, aquí podrás ver una fauna tan impresionante como diversa. Además, si lo tuyo es la aventura, puedes navegar en canoa por el río Madidi, escoltado por delfines, cocodrilos y caimanes ¿Interesante, no?


Potosí

Potosí: También conocida como la Villa Imperial de Potosí, es la capital del departamento de Potosí. Se distingue por ser la ciudad más alta del mundo y por la enorme cantidad de plata que se extrajo de sus minas. Precisamente, estas minas son uno de sus sitios más interesantes, y no son otras sino las minas de Cerro Rico. Los otros lugares que no te puedes perder son la Casa Nacional de Moneda de Bolivia, y la Iglesia de San Francisco, el templo colonial más antiguo de Bolivia, que data del año 1547.

 

Salar de Uyuni: Es el salar más grande del mundo. Debes sentir la inmensidad del lugar y el impacto de paisajes como el Cementerio de Trenes, la Isla Incahuasi, entre otros. Incluso puedes hospedarte en algunos de los hoteles que están a orillas del salar, hechos completamente de bloques de sal. Para llegar aquí puedes hacerlo desde la Paz, bien sea por tierra o por aire, también lo puedes hacer en tren desde Oruro.

 

Tupiza: En este pequeño pueblo al suroeste de Bolivia, rodeado por un valle de montañas rocosas, encontrarás ambientes naturales rocosos como La Cordillera de Chicas, que es posible recorrer a caballo, en rústico o caminando. También cuenta con la Puerta del Diablo, otro interesante paisaje rocoso de la zona.


 

Bolivia las 24 horas

Pero si además de la riqueza natural y de sus impresionantes estructuras también deseas conocer la belleza cultural y étnica de la hermosa Bolivia, no te puedes perder las siguientes festividades:

 

Carnaval de Oruro: Se celebra el sábado anterior al Miércoles de Ceniza en honor a la Virgen del Socavón. Durante este día las calles de Oruro se convierten en arcoíris repletos de música, pasión y entrega.

 

Fiesta del Gran Poder: También se celebra un día sábado, pero a finales del mes de mayo, o bien a inicios de junio. Es otra de las grandes festividades religiosas que muestran el amor y la devoción del pueblo boliviano; las calles de La Paz se convierten en una sola pista de baile durante casi veinte horas para honrar el poder y la vida de Jesús.


 

Demás está decir que no puedes despedirte de Bolivia sin degustar parte de su exquisita gastronomía. Algunos de estos platos tradicionales son La Salteña (empanada característica boliviana), el picante de pollo y el Charque de Llama, aunque también se consiguen variantes de cualquier otro y tipo de carne, si así lo prefieres.

 

Como te has dado cuenta, Bolivia tiene, y mucho, así que no lo pienses más y deja que tus dedos marquen su lugar en el mapa y tus pies te lleven a conocer una de las culturas más ricas y diversas de Latinoamérica. Consigue vuelos baratos a Bolivia en Iberoandino Travel y déjate cautivar por su encanto sin igual ¡Nos vamos de viaje!