PARAGUAY

PARAGUAY


Origen
Destino
Ida
Vuelta
Adultos
Niños (2-11)
Bebes(0-23M)
Más opciones


En medio de Sudamérica, surcada por muchos ríos y conformada por tupidos bosques, repletos de una fauna tan diversa como pintoresca, se encuentra la hermosa República de Paraguay. Una visita a Paraguay significa encontrarse con la naturaleza en su estado más puro, surcar cursos de agua rodeados de selva y admirar paisajes que pocos hombres han visto.

 

¿Lo sabías? Paraguay es la cuarta nación más pequeña del subcontinente y una de las menos pobladas. Es una de las únicas dos naciones sudamericanas que no tienen salida al mar, junto con Bolivia. Limita precisamente con Bolivia, al norte, pero además lo hace con Brasil y con Argentina.

 

Paraguay es una república independiente, democrática y multicultural. Además de la influencia española, como en casi todos los países sudamericanos, es un país bilingüe. La segunda lengua del país es el guaraní, la cual es hablada y escrita por el 87% de sus habitantes. Cuenta incluso con una Academia de la Lengua Guaraní.

 

 

 

Por su parte, Paraguay es el país que recibe menos turistas en toda Sudamérica, aunque esto no significa para nada que no cuente con atractivos turísticos. Por el contrario, este es un país hermoso, con selvas húmedas, ríos caudalosos, pantanos, arquitectura colonial y las planicies del Chaco.

 

En su momento, Paraguay tuvo salida al mar por el Río de la Plata, pero la perdió en detrimento de la provincia de Buenos AiresEs un país que conserva sus orígenes y tradiciones mucho más que el resto de sus vecinos, por lo que visitarlo es ver menos del mundo moderno y convulsionado, y admirar más un espacio esencial de la selva sudamericana.

 

 

 

Ciudad de Asunción

La capital de Paraguay es la ciudad de Asunción, fundada en 1537 por sobrevivientes de la primera fallida fundación de Buenos Aires. La urbe paraguaya no es la ciudad más desarrollada, no tiene un despliegue de modernidad, pero es de una belleza pura que no se puede discutir.

 

Con su arquitectura colonial y un abanico de opciones para los visitantes, Asunción no es una estación de paso obligada para los turistas, sino un atractivo en sí misma. Empezando por el Jardín Botánico y Zoológico de la ciudad de Asunción, el cual fue fundado en 1919 por los científicos alemanes Carlos Friebig y Ana Gertz. Se encuentra emplazado en la selva misma, con especies vegetales que se manifiestan en un ambiente natural y con más de 70 especies animales.

 

 

 

Es un verdadero terrario, sumergido en el ecosistema que este mismo alberga y que a la vez le sirve de cobijo. El concepto de este parque es que las especies vegetales y animales habiten en un ambiente lo más parecido a la naturaleza. Es considerado un pulmón vegetal, además de un patrimonio cultural, histórico y natural de Paraguay.

 

Otro sitio de interés es el Museo del Barro, denominado oficialmente como el Centro de Artes Visuales Museo del Barro. Cuenta con una importante colección de piezas de arcilla y barro realizadas por pueblos indígenas autóctonos de la región.

 

 

 

Paraíso para la Ecoaventura

La mayoría de los atractivos que esconde Paraguay son los preferidos de los amantes de la aventura y los mochileros. Así que, si por ahí van tus intereses, te aconsejamos que sigas leyendo. Elaboramos una lista de atractivos perfectos para los que disfrutan del contacto con la naturaleza.

 

Salto Cristal

En el departamento de Paraguarí, a 150 kilómetros de Asunción, se encuentra el majestuoso Salto Cristal. Una caída de agua que tiene nada más y nada menos que 45 metros de altura y que te trasporta a un plano onírico con su hermosa caída de agua cristalina.

 

Tradicionalmente el ascenso y descenso se realizaba entre piedras, pero actualmente cuenta con escaleras y un sendero que facilitan el recorrido. Aunque el ascenso tradicional se sigue realizando, si lo que buscas es la aventura. Toda la zona es perfecta para practicar rapel y escalada.

 

 

 

Biodiversidad sin igual

También en el departamento de Paraguarí, en plena Serranía, se encuentra la Reserva Natural Mbatoví. Esta reserva es privada, los propietarios de toda la extensión que ocupa se encargan de la protección de la biodiversidad que habita estas tierras. Actualmente es considerada un sitio de interés turístico nacional y es protegido por las leyes ambientales.

 

La razón por la que este territorio se encuentra tan protegido, se debe a la biodiversidad única que alberga. Especies como el agouti paca, el acutí sa'yju, el aguara’i, el tape y el armadillo, se manifiestan en esta reserva como en pocos sitios, coexistiendo en armonía. Varias de las subespecies que allí habitan son endémicas, por lo que la pérdida de la reserva significaría su extinción.

 

Es uno de los atractivos más hermosos de Paraguay, en donde la belleza está en todos los niveles. Las criaturas del suelo, las aves que pasan de un sitio a otro en libertad, los simios y prosimios que habitan en la bóveda de los árboles. Hacia donde se vea hay vida. Esta reserva resume muy bien la belleza de Paraguay, que está aguardando a que la contemples.

 

 

 

Represa de Itaipú

Sobre el río Paraná, en la frontera entre Brasil y Paraguay, se encuentra la Represa Hidroeléctrica de Itaipú. Se trata de la segunda represa más grande del mundo; una enorme edificación de hormigón, roca y tierra que se extiende por casi 8 kilómetros.

 

La represa es un importante atractivo turístico, contando con un centro de visitantes que ofrece el servicio de recorrido para turistas. En dicho centro de visitantes se proyecta una película con los datos y la historia de la represa, antes de iniciar la visita por las instalaciones.

 

El lago artificial de la represa contiene 29.000 hm³ de agua, con 200 kilómetros de extensión y un área de aproximadamente 1400 km³. Sea por las instalaciones o por lo vasto de la laguna artificial, una visita a esta gran represa, la primera en producción energética en el mundo, te dará una muy grata sorpresa.

 

 

 

Una esfera de cristal dentro de la tierra

En el departamento de Concepción, para ser más precisos en la localidad de Vallemí, se encuentra una serie de cavernas de roca caliza que maravillan a todo el que las visita. Para los amantes de la aventura, de lo extremo, está La Santa Caverna, que posee estalagmitas semejantes a una virgen.

 

En la Caverna 54 puedes practicar rapel. Imagina ascender por una cuerda, dentro de una cavidad en la tierra misma, adentrándote en una enorme roca de piedra caliza ¡Una aventura sin igual!

 

Ahora, si quieres ver algo fenomenal, casi rayando en lo paranormal, debes entrar a la caverna conocida como “Bola de Cristal”. Esta caverna está formada por roca traslúcida, de manera que al acercarle una fuente de luz se puede ver a través de ella, como si viéramos una esfera de cristal. ¿Puedes imaginar esa experiencia? Tal como una historia de fantasía o (¿Por qué no?) de un cuento de terror, con sombras y reflejos atrapados en la pared de roca.

 

 

 

Gastronomía hispano-guaraní

El repertorio culinario paraguayo es principalmente producto del sincretismo entre las culturas española y guaraní, con influencias externas, tales como la cocina italiana y alemana. El principal ingrediente presente en la cocina paraguaya es el choclo, encontrado en muchas de sus recetas, como la chipa iguazú o el Ka’i Ku’a, este último es parecido a un tamal. Toman fuerte importancia los caldos y los guisos. La bebida típica es el mate dulce.

 

 

 

Volar a Paraguay

Desde Madrid es posible tomar vuelos baratos a Paraguay, con llegada al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, ubicado en la ciudad de Luque, muy próximo a la ciudad de Asunción, a la cual sirve. El vuelo puede ser directo.

 

Los viajeros deben presentar prueba negativa para COVID-19, con menos de 72 horas de haber sido emitida o, de lo contrario, ser aislados por 14 días. La única restricción es para visitantes que hayan estado en el Reino Unido.

 

 

 

Tierra de aguas

El último atractivo a mencionar en Paraguay representa lo que tiene este país de atractivo y por eso es el encargado de cubrir este final. Se trata de las Cataratas de Iguazú. Ubicadas en una triple frontera, entre Brasil, Argentina y Paraguay, son tres veces más caudalosas y dos veces más grandes que las Cataratas del Niágara. Las imponentes caídas de agua son uno de los mayores atractivos de los tres países y, si vas de visita a Paraguay, no te puedes ir sin verlas. El viaje se realiza desde Ciudad del Este, en autobús, y toma unas 8 horas. Realmente lo vale.

 

Cuando te encuentres frente a más de mil metros cúbicos de agua, sumergido en la selva, entenderás la razón cósmica por la que debías visitar Paraguay. Somos de agua y Paraguay es tierra de aguas, un lugar que en esta vida no puedes perderte ¡Conócelo con Iberoandino Travel!